El ser y el hacer

El ser y el hacer

Por: Ángel Luis Jiménez

martes 22 de mayo de 2018, 01:10h
Un político que se precie debe mostrar siempre la mayor de las coherencias entre el ser y el hacer porque cuando entra en contradicciones normalmente pierde toda credibilidad y carisma.
Este preámbulo está relacionado con la noticia de la compra de una casa de unos 600.000 euros (con una hipoteca de 540.000, cuatro veces la media de las hipotecas en España y a un interés especial del euribor+0,50%) por el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz del grupo parlamentario, y pareja del primero, Irene Montero.
Parece que ha habido trato de favor en la concesión de la hipoteca por la Caja de Ingenieros, entidad conocida por su cercanía al independentismo catalán, porque cualquier comité de riesgos de bancos o cajas de ahorro española hubiera denegado ese crédito a 30 años a personas con contratos o cargos temporales, salvo que Iglesias y Montero hayan presentado otras garantías, como avales u otros activos de diverso tipo. Así que esta operación financiera para tranquilidad de todos los que hemos votado a Podemos exige más transparencia.
Lo más sorprende de esta noticia es cómo Iglesias, líder máximo de un partido joven cuya bandera es la transparencia y que en poco tiempo consiguió el voto entusiasta de cinco millones de personas, ha entrado en la rueda de los tratos de favor que tanto ha criticado. Las explicaciones de Iglesias y Montero y el plebiscito planteado sobre su credibilidad y permanencia en Podemos, pueden servir para calmar a las bases del partido, pero no para despejar dudas....

El chalé de Iglesias y Montero ha generado una fuerte polémica y ha abierto un debate en Podemos con actitudes muy definidas como la de Juan Carlos Monedero que apoya la consulta: “Quienes apoyen el cambio tienen que asumir más decisiones, tienen que hacer suyo todo lo que está pasando (...) La gente tiene que comprometerse un poco más”. El fundador de Podemos es la voz más combativa del partido en defensa de sus líderes: "Nos quieren matar civilmente desde hace cuatro años. Inventándose delitos, poniéndonos querellas, forzando a periodistas a inventar noticias, intentando que nos echen de nuestros trabajos, asediándonos con periodistas mercenarios. Siento asco. Lo que se hace con Podemos no se hace con ningún partido, y eso está pudriendo la convivencia democrática". Claro está que no creo en las palabras de Monedero porque estropea todo cuanto toca.
Otra actitud es la de José María González, Kichi, alcalde Cádiz que en el escrito donde se posiciona públicamente sobre este asunto, argumenta que el código ético del partido “no es una formalidad” sino “el compromiso de vivir como la gente corriente para poder representarla en las instituciones y supone renunciar a privilegios como el exceso de sueldo o la permanencia en el cargo”. Dice “estamos poniendo en riesgo el relato político de abajo-arriba que diferenciaba a Podemos”. Y explica “La razón es no parecernos a la casta, no ser como ellos porque vinimos a desalojarlos después de que hubieran estado desahuciando por miles a nuestra gente. Es no vivir como ellos, es parecernos al pueblo que nos eligió y al que debemos seguir siendo leales”.
Y una tercera actitud sería el posicionamiento de una organización afín a Podemos como “La coordinadora 25S”, organizadora de la protesta Rodea el Congreso, que ha expresado en las redes sociales su malestar por el impacto que la compra supondrá en el discurso del partido, que se arroga la condición de abanderado de la gente frente a las élites o la casta. “No se trata de hacer voto de pobreza o vivir en cuevas, pero sí de coherencia. La gente de izquierdas tenemos que mirarnos en el espejo de Marcelino y Josefina, en el de Pepe Mujica o Julio Anguita. Parece que Irene y Pablo han elegido el espejo de los Aznar-Botella”.
En Podemos hay un auténtico hastío por tener que ajustar cada poco el discurso por los actos impropios de sus líderes, sobre todo cuando comprueban que la opinión publicada está en contra. Además, el veredicto en las redes sociales es adverso. Ahora Iglesias y Montero han caído en la trampa de la derecha con una consulta sobre sus personas entre los inscritos del partido. Si no se aprueba la compra de su casa por 600.000 euros, abandonarán la dirección de Podemos y el Congreso. Así que ya saben el precio de mostrar el rechazo a esa adquisición. Se quedan sin el número uno y el número dos del partido. Chantaje o presión que se ejerce sobre la militancia para obligarles a aceptar una decisión inaceptable. Mientras tanto, continuarán los escándalos en el PP, el encaje catalán permanecerá abierto, la recuperación económica no saltará de los argumentarios a la mayoría de los ciudadanos, e Iglesias y Montero seguirán alimentando una bola que rodará durante días en todos los medios. Qué país.


Ángel Luis Jiménez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de AhoraAalgeciras

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.